La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga
Publicado el: Mar, 17 Ene, 2017

Eslavos al sol meridional

Compartir
Etiquetas

BM 003

BLAS MATAMORO / Judith Jáuregui es una de las principales figuras del actual y florido pianismo español. Sonido suntuoso, fraseo decidido y versatilidad de estilos están siempre asegurados en sus presentaciones. En este programa nos lleva al mundo del teclado eslavo, acaso divisible por matices religiosos: Scriabin evoca el cristianismo ortodoxo ruso y Chopin y Szymanowski, el catolicismo centroeuropeo. Hallar el hilo conductor que anuda a los tres es la tarea que se ha propuesto Jáuregui.

La almendra del conjunto es Chopin porque desde él, Jáuregui lee al joven Scriabin y a Szymanowski, así como el Scriabin maduro, el de la Sonata y la Fantasía, es leído desde Liszt, que es la secuencia tardorromántica y amplificada de Chopin. De tal nodo, en manos de la pianista, el panorama se integra como un solo objeto, complejo y correlativo en sus partes.

Chopin es narrativo, canta con un melodismo belcantista y desgarra momentos de compromiso virtuosístico. Por ello, elegir su primera balada es oportuno, porque es una pieza justamente narrativa. Al final, está el nocturno póstumo con el cual Federico nos dice: “Adiós para siempre. Me quedo con vosotros.”

En Szymanowski el chopinismo es tensado hasta la frontera expresionista y morigerado por la exquisita armonía de la escuela francesa. Scriabin, por su lado, admite opuestas lecturas. En la tradición rusa, es patético y visionario, un músico llamado por la religión del trance. Judith opta, en cambio, por echar luz mediterránea en la complejidad scribiniana, a sus arrebatos de temperamento y sus bruscos cambios de humor. Ilumina sus minucias, distingue sus planos, perfilados por los rayos solares del Sur, lo hace cantar con cierto arrojo de intemperie, en tanto la mano izquierda, en el extremo oscuro del teclado, tiene decisiones enérgicas como de bailarina flamenca, taconazos una suerte de Sara Baras del teclado. Es para celebrar este encuentro de la ensimismada y penumbrosa animación eslava con la búsqueda la nitidez, propia de una sensibilidad latina. Judith Jáuregui prueba que es posible, productivo, generoso.

Berli Music 003

Dejar un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>