La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga

Farina, los orígenes del violín

Compartir
Etiquetas

EDUARDO TORRICO / Carlo Farina, conde de Reggio di Calabria por concesión de Carlos Manuel II, duque de Saboya, fue uno de los primeros músicos que compuso específicamente para el violín. Nació en Mantua en el último año del siglo XV y la lógica dice que debió de recibir sus primeras lecciones de su padre, que era violinista en la corte de los Gonzaga. Sí está documentado que prosiguió su aprendizaje con el hebreo Salomone Rossi y con Giovanni Buonamente, en ese periodo difuso en el que la música estaba dejando de ser renacentista para convertirse en barroca (visto con ojos actuales, por supuesto). Entre 1626 y 1629 ejerció de concertino en la orquesta de Dresde, donde coincidió con Heinrich Schütz. Pasó luego a Bonn, para regresar a Italia, donde trabajó en Parma y en Lucca, en Massa —cerca de Carrara — al servicio del duque Carlo I Cybo-Malaspina. De allí se desplazó a Dánzig y en 1638 se estableció en Viena, reclamado por quien con toda seguridad lo había conocido en su ciudad natal, Leonor de Mantua, tercera esposa del emperador Fernando II de Habsburgo. Por desgracia, no vivió mucho más tiempo, ya que falleció al año siguiente víctima de una de las epidemias de peste que por aquellos años sufrió la ciudad imperial.

Toda la música de Farina (en su inmensa mayoría destinada a instrumentos de la familia del violín) fue publicada durante sus años en Dresde. Consiste en cinco volúmenes impresos, entre los que se encuentran un buen número de sonatas para dos, tres o cuatro instrumentos y bajo cifrado, además de abundantes piezas de danza (canzonas, correntes, pazzamezzos, sinfonías…), de las cuales la más conocida es el famoso Carpiccio stravagante (1627). Se trata de obras relacionadas con la música para consort que en las primeras tres décadas del siglo XVII se estaba desarrollando en el norte y en el centro de Europa, de clara influencia inglesa (Brade, Dowland, Simpson, Norcombe…). Sin embargo, las composiciones de Farina son más complejas y en ellas se perciben un innegable virtuosismo violinístico. Porque Farina fue, por encima de todo, eso: un virtuoso del violín, que hizo notables contribuciones a la técnica del instrumento. En el antes mencionado Capriccio stravagante, utiliza el violín para imitar sonidos de animales (perros que ladran o gastos que se pelean). A Farina se le atribuye también la invención de la técnica de doble cuerda (al menos, en el violín, pues casi un siglo antes Sylvestro Ganassi ya la había descrito en su tratado Regola rubertina aplicada a la viola da gamba).

El presente disco contiene cuatro sonatas y dos canzonas de Farina, pero el título que aparece en la carátula es un tanto engañoso, porque también se incluyen obras de otros compositores: Steffan  Nau (francés de Orleans que, al igual que Farina, nació en 1600 y fue un trotamundos, acabando sus días en Londres), Pietro Paolo Melli (un capricho cromático para laúd), Michelangelo Rossi (nada que ver con el Salomone Rossi que fue maestro de Farina; de él hay dos tocatas para clave), un tal Franz y una pieza anónima para viola da gamba (Viel trawren in meinen hertzen). Dado que todos ellos coincidieron cronológicamente, resulta ser un original enfoque para saber cómo era la música que sonaba en aquella Europa de principios del XVII. Sin embargo, no podemos ocultar que la música de Farina puede resultar monótona por momentos, de ahí que se hayan añadido los solos de laúd, clave o viola da gamba antes mencionados.

Ese escollo de la posible monotonía lo salva limpiamente con su inspirada interpretación y con su impecable técnica Leila Schayegh, cada vez más consolidada como una de las mejores violinistas barrocas, a quien acompañan magistralmente Jörg Halubek (clave y órgano continuo), Jonathan Pesek (violonchelo y viola da gamba) y Daniele Caminiti (laúd). Es decir, pura Schola Cantorum Basiliensis. Estamos ante un disco de lo más interesante en lo musical y en lo musicológico.

 PANCLASSICS 10368

Dejar un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>