La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga

La creación contemporánea exhibe en Madrid magníficos frutos

Compartir
Etiquetas

SOLEDAD BORDAS /  Asumido el compromiso de asistir y reseñar algunas de las citas de la escena musical madrileña, se eligen dos de ellas, destacadas por la originalidad de sus planteamientos.

Estas son, ordenadas por fecha:

Oratorios de viento: Monteverdi, David del Puerto.

Concierto organizado por Aeterna Música en la Iglesia de las Mercedarias Góngoras el sábado, 20 de mayo de 2017. Ensemble Coral Fonteviva, Francisco Ruiz (bajo y dirección). Juan Blázquez Ruiz (tenor), Raquel García Hervás y Nené Pérez-Muñoz (sopranos), Rosa Ramón (contralto), Guđrún Ólafsdóttir (mezzosoprano), Mercedes Guzmán (oboe), Francisco Javier Jáuregui (guitarra), Ángel Luis Quintana (violonchelo). Jesús Pastor  (coreografía y danza)

La Asociación Aeterna Música ha conseguido estabilizar un ciclo de música barroca en la iglesia de las Mercedarias Góngoras de Madrid. Y ahora produce un estreno absoluto: Cantos de Quirce, del compositor David del Puerto sobre poemas de Paco Quirce inspirados en los haikus japoneses, y que en su brevedad nos evocan escenas surrealistas, a la manera de visiones fugitivas: ‘Cuando la alondra / mece una ola, el mar /florece en la rama’.

Sobre 24 breves poemas, David del Puerto organiza una composición para cuarteto vocal, guitarra, oboe,  violonchelo y mezzosoprano dividida en 12 secciones. En cada sección combina de diferentes maneras a los músicos formando dúos, tríos, cuartetos,  y concluye con un septeto. David del Puerto se acerca al madrigal y a la sonata como fundamento constructivo. La textura polifónica y los aspectos formales de la sonata hacen de la obra un todo organizado y coherente, de una gran belleza y que pese a su complejidad nunca pierde la sintaxis de la música: orden y relación entre los sonidos para dar sentido al discurso, y además conmover.

A manera de obertura, antes del estreno, el Ensemble Vocal Fonteviva, dirigido por Francisco Ruiz, interpretó cinco madrigales de Claudio Monteverdi. Con lo cual ya quedaba el ambiente preparado para escuchar los Cantos de Quirce.

Cabe destacar el alto nivel de los intérpretes, tanto el ensemble vocal como los solistas: mezzosoprano, guitarra, oboe y violonchelo. Y para sorpresa del oyente, la aparición en escena del bailarín Jesús Pastor con una coreografía  especialmente creada para Los Cantos de Quirce, que el bailarín plantea “como un ascenso espiritual desde la tierra y su naturaleza a esferas metaespaciales, en donde el bailarín entregará hasta su propia alma”.

Esperamos que Cantos de Quirce de David del Puerto sea una obra que pueda formar parte de las programaciones de conciertos de manera habitual para disfrute de cualquier clase de público.

 

Mujeres en Música. Diálogos de creación musical entre EEUU y España. Evocación de Cervantes.

Jueves 25 de mayo, 2017 (Celebración de Memorial Day) Paraninfo del Instituto Internacional,  Madrid. Anna Tonna, mezzosoprano. Isabel Pérez Dobarro, piano. Invitadas: Nan Maro Babkhanian, mezzosoprano.  Marta Femenia y Elisa Ferrer, flautas.

Hace unos días dio comienzo un proyecto  de colaboración respaldado por la New York Women Composers (EEUU) y  la Asociación de Mujeres en la Música (España) con el objetivo de crear un puente cultural entre ambas asociaciones para fomentar las relaciones profesionales y ayudar a crear nuevas audiencias para las creaciones musicales actuales escritas por mujeres.

El acto comenzó con una mesa redonda moderada por la pianista Marta Espinós y en la que participaron la compositora Diana Pérez Custodio, la pianista Isabel Pérez Dobarro y las mezzosopranos Anna Tonna y Nan Maro Babakhanian. Se habló del programa y de asuntos concernientes a la visibilidad de la música compuesta por mujeres en la actualidad. A continuación tuvo lugar un recital, interpretado por Isabel Pérez Dobarro al piano, las mezzosopranos Anna Tonna y Maro Babakhanian, y las flautistas Marta Femenía y Elisa Ferrer.

Música compuesta por mujeres e interpretada también por mujeres. Unidas para poder hacerse visibles y apoyarse mutuamente. En este  concierto lo que se percibió fue inteligencia, sabiduría y arte al más alto nivel.

Isabel Pérez Dobarro estuvo al piano durante todo el concierto, sometiendo su técnica a los diferentes estilos y buscando siempre ofrecer lo que dice la música: drama, risa, pragmatismo, terror, amor; con elegancia, decisión y belleza en el sonido. Española afincada en New York, ella es concertista, profesora, investigadora, conferenciante y activo miembro de Unicef. Isabel Pérez Dobarro y la mezzo soprano Anna Tonna ganaron en 2016 el premio SeedGrant, otorgado por la organización New York Women Composers.

Muy conocida en España desde hace años es la mezzo soprano Anna Tonna. Interesada en la música vocal de la Generación de los Maestros  ha investigado y sacado a la luz canciones inéditas, olvidadas o nunca grabadas de Julio Gómez o José Sánchez- Gavito por poner un ejemplo. En este concierto nos volvió  a cautivar con su hermosa voz y su expresivo canto, capaz de abordar cualquier estilo o género. Imprescindible cantante para nuestros escenarios, esta vez lo compartió con la también mezzo soprano y también neoyorquina Nan Maro Babkhanian, afincada en España y especialista en canción española, algo que demostró en escena sobre todo en la interpretación de las canciones compuestas por su hermana Alexa Babakhanian que dejaban entrever algún toque nacionalista.

Las dos flautistas Marta Femenia y Elisa Ferrer supieron estar a la altura de estas grandes intérpretes en la obra de Pamela Sklar. Ambas tienen experiencia en orquesta como miembros de la JONDE y colaboran asiduamente con orquestas nacionales e internacionales.

Este concierto se volverá a repetir en New York dentro del mismo programa de colaboración entre EEUU y España.

El programa de este concierto estuvi compuesto por las siguientes obras:

Marga Ritcher – “Sara, do not mourm me dead” para voz y piano (estreno en España). Compuesta en 1995, esta tristísima canción refleja el estado de ánimo de un soldado que escribe a su esposa momentos antes de morir en batalla. Pieza expresiva y muy bella. Se quiso  rendir homenaje a los soldados estadounidenses en la celebración del Memorial Day.

Diana Pérez Custodio – “Ostinato Rap 2” para voz y piano (estreno absoluto). Comentó su autora que se trata de hablar de amor. Comienza la pieza con unos versos de Cervantes que la cantante interpreta como un canto llano  mientras la pianista frota un cuenco tibetano. Y a continuación rapea unos versos de Shakespeare acompañándose con una pandereta. La pianista produce algún sonido manipulado en el piano. Es una pieza que precisa de cierto montaje escénico. Sorprendente y atrevida, se recibió con agrado.

Mercedes Zabala – “Sansueña, exilio para piano” (2016), piano solo. Los “exilios para piano” son piezas que provienen de otras compuestas para mayor plantilla y que la compositora manipula para independizarlas. Sansueña es una ciudad que aparece en El Quijote como algo legendario o soñado. La compositora utiliza el instrumento como fuente de sonoridades diversas y no sólo las que producen las manos sobre el teclado. Abundantes clusters y otras técnicas experimentales  enriquecen su discurso.

Mary Ann Joyce – “”The Raven Himself is Hoarse” (Lady Macbeth´s Solloquy), voz y piano. Compuesta en 2016. Sobre un texto de Mackbeth de Shakespeare, la compositora pretende expresar el mal, la crueldad, la locura, y esto se lo plantea al piano, mientras la línea vocal refleja un drama intenso y ambos imitan los movimientos de una serpiente que representa la muerte. El resultado es un drama lírico muy operístico e impactante.

Rosa María Rodríguez Hernández – “Cítara” (estreno absoluto). Esta pieza pertenece a la colección “Como el viento” y propone sonoridades poéticas que sugieren lo relacionado con el aire. Es una obra muy pianística, con una rica armonización, muy lírica y técnicamente difícil de interpretar.

Pamela Sklar – “The Chains of Love”, voz, piano y dos flautas (estreno absoluto). Inspirada en el poema de Cervantes “Las Cadenas del Amor”. Una pieza llena de contrastes y muy dramática, enriquecida por los timbres de las flautas.

Consuelo Díez – “Ser y tiempo”, piano solo. Compuesta a principios de 1996. Utiliza la compositora clusters, resonancias y golpes sobre el pedal. Una referencia a Clementi que relaciona esta pieza con el periodo en que Cervantes vivió en Italia. La escritura fluctúa entre lo extático y lo vertiginoso.

Alexa Babakhanian – “Las Damas de Don Quijote” (2005-2008). La autora quiere poner voz a las mujeres que aparecen en El Quijote. Ella inventa los textos y les pone música. Pretende reflejar un virtuosismo extravagante. Son siete canciones en que podemos escuchar diferentes estilos de escritura y en muchos momentos aparecen todos los gestos tanto vocales como pianísticos de la canción española, incluyendo un  zapateado en la sexta canción.

 

Dejar un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>