La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga
Publicado el: Mar, 14 Mar, 2017

Música española por intérpretes españoles: magnífico concierto

Compartir
Etiquetas

Festival Internacional de Arte Sacro – Iglesia de Santa Bárbara – Lunes, 13 de marzo 2017

Alienta fervorosa. Música de Vicente Basset ( c.1748-1762) y José de Nebra (1702-1768)

Aurora Peña. CONCERTO 1700

SOLEDAD BORDAS / En la Iglesia de Santa Bárbara reposan los restos de los reyes Fernando VI y su esposa Mª Bárbara de Braganza. Quizá sabían que allí podrían volver a escuchar la música de sus compositores de cabecera, que no fueron pocos: durante su reinado trabajaron para ellos figuras de renombre como Doménico Scarlatti, Farinelli y los dos que hoy se interpretaban, Basset y Nebra.

Este último, organista de la Capilla Real, compuso la música para la boda de los reyes y el Requiem para la muerte de la reina, su señora en 1758. Se le considera el mejor compositor español de aquel período, nada menos que coetáneo de  Haendel y J.S. Bach. De Basset poco se sabe más que era violinista y compositor y formaba parte de las capillas y agrupaciones teatrales de la corte.

CONCERTO 1700 es un ensemble formado y dirigido por Daniel Pinteño (violín barroco) y lo componen él y  Víctor Martínez (violín barroco), Ester Domingo (violonchelo barroco), Pablo Zapico (guitarra barroca y tiorba), y Asís Márquez (clave).  Sus instrumentos son originales o copia de otros antiguos. Esta vez colaboró con ellos la soprano Aurora Peña, con amplia experiencia y gran éxito en la escena barroca nacional y fundadora del grupo L`Arcádia.

Hablar de juventud no tiene sentido pues en música se es precoz o no se es. Para llegar a donde están ellos han tenido que iniciarse en edades tempranas y haber pasado muchos filtros académicos. Posiblemente ya son profesores. Pero lo que importa es que son excelentes y que son españoles. No solo buenos instrumentistas, sino investigadores y responsables de la recuperación del patrimonio musical español que ha dormido en los archivos demasiado tiempo, oculto por el velo de la música de importación que parece ser del gusto de nuestro público.

Interpretaron dos oberturas instrumentales del poco conocido Vicente Basset. En el andante de la segunda obertura pudimos disfrutar de un precioso dúo de violín y guitarra.

Las tres cantadas de José de Nebra consistieron en una alternancia de recitativo y aria. El texto en castellano lo explicaba en perfecta dicción el canto de Aurora Peña, con estos sugerentes títulos  Entre cándidos, bellos accidentes. Al tierno esposo amante. Vuela, vuela, fervorosa. Salga el hombre feliz a campaña…

El acompañamiento instrumental no se limitó al bajo continuo, sino que en ocasiones fue también protagonista, como en algún momento en que  el violín primero doblaba en la misma tesitura la melodía del canto, ofreciendo una curiosa mezcla de timbres. Todos los instrumentistas actuaron implicados en la acción musical y emocional, lo que es muy de agradecer.

Aurora Peña es una soprano con todo hecho y profundo conocimiento del estilo barroco. Una delicia escuchar sus florituras y melismas. Y su presencia en escena atrapa al oyente con sus gestos expresivos, con su naturalidad y sin exageraciones innecesarias.

Es posible que, si esta música se programara con más frecuencia en nuestras salas de conciertos, nos acostumbraríamos a ella y la podríamos disfrutar tanto como la de Mozart, sin restarle mérito al genio salzburgués.

Enhorabuena a los organizadores y programadores del Festival de Música Sacra por hacer visibles nuestros intérpretes y compositores ante el público no especializado, el gran público.

Dejar un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>