La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga
Publicado el: Lun, 28 Nov, 2016

Por buen camino

Compartir
Etiquetas

descarga

JORGE DE PERSIA /

Montserrat Egea, violoncelo. Amaia Zipitria, piano

Sala Solé Luthiers. Barcelona, 12-XI-016

Hace unos días pudimos escuchar a una muy joven violoncelista española, Montserrat Egea, recién cumplidos los 19 años, una muestra de la fortaleza de la nueva generación. Es discípula de Asier Polo en Musikene y de verdad ha sido un gusto. Recientemente fue premiada en el Concurso de Juventudes Musicales, lo cual le da la posibilidad de disponer de una serie muy interesante de conciertos, algo fundamental para asentar, reflexionar, corregir, incorporar repertorios, estar frente al público, adquirir seguridad. Cuestiones que aunque parezcan preliminares, se han de plantear en toda la vida del músico.

El programa del otro día se planteaba exigente: comenzar con las Variaciones de Beethoven, un Locatelli (Sonata en Re mayor) de las 12,  con arreglo de Piatti para cello, y finalmente la Sonata op. 40 (Re menor esta vez) de Shostakovich. Un recorrido que introduce al incierto terreno de Beethoven en cuanto a los balances con el piano y la diferencia de sonoridad de ambos instrumentos, afines en su tiempo pero ahora distantes, y música que requiere, esta sí, seguridad estilística y convicción; yo diría que es obra de cierta madurez para el intérprete; Egea mostró sensibilidad en los matices de dinámica.  La Sonata de Locatelli- Piatti es una secuencia de trampas mortales para el intérprete, por lo que se toca poco, aunque incluye un movimiento lento con una gran riqueza en la expresión y el canto del instrumento, bien resuelto. Las posibilidades técnicas de la joven cellista son estupendas, una mano izquierda ágil, certera, con afinación muy correcta y un trabajo de arco (todo ello a pesar de un instrumento que en algún momento deberá cambiar) eficaz, sutil en algunos momentos. Enhorabuena por el desafío y la resolución.

El desequilibrio beethoveniano con el piano actual se corrige en el terreno de Shostakovich, ya que piensa la sonoridad casi con las características que cello y piano tienen ahora, y los trata de igual a igual. Su op. 40 si bien obra temprana, ya muestra sus maneras, en que a la intensidad y fuerza se suma una capacidad melódica, y la versión de esta joven muestra ya su personalidad y una buena comprensión de la obra y, subrayo, de sus posibilidades técnicas. Va en muy buen camino y le deseamos lo mejor del mundo contando con su esfuerzo y compromiso.

 

Mostrando 1 Comentario
Deja tu comentario
  1. libreoyente dice:

    Si a una crítica completa y detallada se le añade la amabilidad, como esta en sus párrafos finales, en los tiempos que corren es doblemente de agradecer. También, por supuesto, es de desear y agradecer el esfuerzo y el compromiso en los jóvenes. Qué así sea.

Dejar un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>