La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga

Por los senderos del clasicismo

Compartir
Etiquetas

MARIANO ACERO RUILÓPEZ / En su recorrido por la música de las catedrales andaluzas en el pasado la Orquesta Barroca de Sevilla recala ahora en la de Córdoba y en el tramo cronológico final del Antiguo Régimen, presentando discográficamente la obra de Jaime Balius y Vila (1750-1822). Nacido en Barcelona y educado musicalmente en el monasterio de Montserrat, Balius fue maestro de capilla en las catedrales de la Seo de Urgel y Gerona antes de adentrarse en tierras andaluzas, concretamente en la catedral de Córdoba, donde estaría desde 1785 hasta su muerte, con un breve paréntesis (1787-1789) en que se encargó de la música del madrileño monasterio de la Encarnación.

Es, pues, en la catedral andaluza donde se conserva el grueso de su amplísima producción, integrada por más de 700 obras, básicamente vocales y de carácter religioso -algo más de dos tercios en español; el resto, en latín-, aunque no falta alguna patriótica canción dedicada a la nobleza andaluza y comprometida con la lucha contra el invasor en la guerra de la Independencia. Cuatro de estas composiciones, que se pueden adscribir al género villancico, figuran en este interesante disco. Tres son de carácter mariano y fueron escritas para la festividad de la Inmaculada u otra advocación no determinada y la cuarta corresponde a la Navidad. Están todas integradas por un recitado introductorio, seguido por la correspondiente, aria da capo. Concebidas para voz aguda (tiple, aquí encarnadas por una soprano), oboes, trompas y cuerda, reflejan estéticamente la penetración del clasicismo en la música española, más que evidente en los años finales del Setecientos.

La música de Balius revive muy convincentemente en la bella voz de la soprano catalana María Hinojosa -hermoso timbre, sólida técnica, expresividad medida, sobria ornamentación-, muy bien acompañada por la siempre excelente Orquesta Barroca de Sevilla -¿para qué enumerar y elogiar de nuevo sus cualidades, que todos conocemos?-, esta vez bajo la vibrante dirección de Vanni Moretto. La OBS, por su parte, también interpreta, como atractivo añadido, una sinfonía de Ignace Joseph Pleyel (1757-1831), una de las trece conservadas en los archivos catedralicios cordobeses y elocuente testimonio de la penetración de los autores clásicos en la vida musical española. Un nuevo testimonio del espléndido estado de forma de la formación andaluza.

OBS 10

Dejar un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>